lunes, 27 de enero de 2014

CD 99 – Joan Manuel Serrat: La Radio con Botas (IV)


Joan Manuel Serrat se pone las botas en la radio * 

El lunes comienza en Radio 5 una serie de 60 programas que recorren medio siglo de vida española

Lluís Bonet Mojica

Puede que más de uno conecte la radio a partir del lunes y le dé un vuelco el corazón cuando escuche el “Cara al sol”, se sobresalte oyendo un épico “Vivaspaña!” y con la emisión de “el parte” (tararí-tararí!), o advierta una voz  imperativa que le amenaza de esta guisa: “Españoles! ¡Habla Su Excelencia el Jefe del Estado!”. Y puede que, en

plan más frívolo, perciba la intransferible facundia de Matías Prats describiendo el trote por el rectángulo de juego de Puskas, Kubala y Di Stéfano. O escuche una cuña publicitaria con la familiar canción “Yo soy aquel negrito del África tropical...”

No se sobresalten. Tamaño despropósito se llama “La Radio con Botas” y responde al razonable empeño de contar la historia de los últimos 50 años a través de la radio y con la radio. El culpable no es ningún erudito con pretensiones historicistas, sino un cantautor cuyo perpetuo tránsito vital le ha llevado hasta la radio, donde -cada loco con su tema- recordará y recuperará la historia sentimental de España.

De lunes a viernes

Que el protagonista de semejante aventura radiofónica sea Joan Manuel Serrat denota una absoluta coherencia. Este cantautor, cuyas canciones ya figuran en los libros de texto de BUP, escribió una “Carta póstuma a Elena Francis” y en “Temps era temps” alude a la época de “Una, Grande y Libre”, “Lo toma o lo deja” y recuerda una delantera que hizo época: Basora, César, Kubala, Moreno y Manchón.

A partir de las 23.30 horas del próximo lunes, Radio 5 emitirá de lunes a viernes “La Radio con Botas”. En total, 60 programas de una hora de duración que ofrecen un recorrido sociológico por la historia española de los últimos 50 años.

Este retorno al pasado, con Joan Manuel Serrat como único presentador, finalizará el 21 de junio.

Respecto al nombre del programa, Serrat señala que “el personaje central de esta historia, mi sosías, es un viejo aparato de radio. Una radio antigua y con piernas. Consulté con ella y me dijo: ‘Hombre, me parece mucho más bonito como nombre artístico “La Radio con Botas” que  “La Radio con Piernas”’. Me he convertido en portavoz de ese aparato encantado y encantador, con el que recorro medio siglo, pero sin pretender explicar la historia de España. Queremos transmitir sensaciones más que datos. El objetivo es que quienes vivieron aquellos años perciban de nuevo su perfume y que los más jóvenes sepan al menos de dónde venimos”.

Para Serrat, se trata de una búsqueda de la memoria popular, lo cual “es importante -afirma- porque vivimos en un tiempo que va contra la memoria, fomenta su pérdida y estimula las amnesias. En este sentido, “La Radio con Botas” está a favor del recuerdo, de la historia, pero sin contarla ajustándose a un rigor histórico. No es nuestro trabajo, ni estamos preparados para hacerlo. Y hay otra razón: ¡No somos imparciales! Se trata de una historia sentimental en la medida que es capaz de crear emociones. Pero que nadie trate de confundirlo con un programa nostálgico”.

La estructura del programa “es caótica”, según el cantante. “Dicho esto, cabe precisar que el programa arranca con el locutor imperial Fernando Fernández de Córdoba anunciando el fin de la guerra. A partir de ahí efectuamos un itinerario que es a la vez un exponente de la radiofonía en España. La estructura se centra en documentos radiofónicos: voces, programas, ruidos, publicidad y canciones... todo lo que hemos podido hallar.”

Disco de piedra

Un rastreo nada fácil, dado que en la radio -señala Serrat- “la cinta magnetofónica no empezó a usarse hasta 1948. Pero al principio salía muy cara y hasta los años sesenta la norma era utilizar una misma cinta hasta que fuera inservible. Antes hubo el disco de piedra, pero sólo se usaba con documentos políticos”.

- ¿Ha existido una buena predisposición ajena en esa búsqueda?

- Absoluta, en lo que respecta a empresas de la competencia: Ser, Cope, Antena 3, Onda Cero... Todas ellas han puesto a mi disposición sus limitados recursos. Y digo limitados porque la mentalidad de la época se distinguía por su falta de previsión y sensibilidad en lo que respecta al archivo.

Serrat agradece asimismo la ayuda del “colectivo de profesionales, en activo y retirados, que han colaborado no sólo mediante las entrevistas que me han concedido, sino con documentos pertenecientes a sus archivos particulares. Sin este tipo de aportación, el programa no hubiera sido posible. ¡No hay grabaciones de ‘Cabalgata fin de Semana’!, por poner un ejemplo. Pero he conseguido documentos de ‘Diego

Valor’, ‘Taxi Key’ y ‘Tambor’”.

Habrá presencias curiosas, como la de Jordi Solé Tura (“hemos vuelto a grabar la presentación porque le tratábamos de diputado y ahora es ministro”) explicando su experiencia de la “capuchinada” y como locutor de Radio Pirenaica. Gregorio López Raimundo, ofreciendo su testimonio sobre la huelga de tranvías de Barcelona. O José María García dando su lista de los cuatro personajes (adivinen, adivinen

quiénes son los “abrazafarolas”) más impresentables de este país.

- ¿Intervendrán pesos pesados de la política aún supervivientes?

- Sólo quiero que hablen quienes tengan ahora algo que decir. No me interesan las versiones actuales de Fraga o Serrano Súñer. Ya están los documentos de la época. Yo puedo respetarlos, pero considero que en su caso funcionaría la dinámica de la amnesia. Lo que quiero, por ejemplo, es la versión de Alfonso Guerra sobre los Pactos de la Moncloa. Le telefonearé y supongo que aceptará responder, de lo contrario

llamaré a Herrero de Miñón. Que los hechos sean explicados por quienes los vivieron.

* La Vanguardia. Revista. 29-30 de marzo de 1991, página 5

(Para cambiar de track presione >>)

Descargar: