martes, 30 de julio de 2013

CD 85 – Joan Manuel Serrat: La Radio con Botas (II)


La más importante colaboración de Joan Manuel Serrat en la Radio estaba por llegar. Tras unas conversaciones con el entonces Director de RNE, Enric Sopena, Serrat preparó durante meses la gestación de un nuevo programa que comenzó a emitirse el 1 de Abril de 1991 y finalizó el 21 de Junio.
Joan Manuel fue el autor, director y presentador de "La Radio con Botas" *, una serie de programas de una hora de duración que se emitía de lunes a viernes a las 23.30 y por la cadena de emisoras Radio 5, perteneciente al grupo de Radiotelevisión Española.
La idea principal era dedicar el programa de cada noche a los acontecimientos ocurridos durante un año en España, empezando en 1939 (cuando finaliza la Guerra Civil, precisamente un uno de Abril) hasta terminar en 1990. Fueron un total de sesenta capítulos -algunos años necesitaron dos programas-, que se mantuvo en antena a lo largo de tres meses y con un gran éxito de audiencia.
Cada noche Serrat nos contaba noticias de entonces, comentaba diversos sucesos y chascarrillos, nos ponía canciones y seriales, sin olvidar una variada colección de anuncios publicitarios de la época. Todo este arsenal de "recuperación de la memoria" junto al acostumbrado "glamour" aportado por Joan Manuel significó que la serie fuera una de las más celebradas de la historia de la radiodifusión española.
A modo de muestra, transcribo lo que nos contó Serrat al presentar el primer programa, junto a la deliciosa música de Miklos Rozsa perteneciente a la película "Recuerda", de Alfred Hitchcock:
“Buenas noches, soy Joan Manuel Serrat, y dadas las circunstancias, me siento en la obligación de prevenirles que a partir de hoy y a lo largo de tres meses, estaré con ustedes -si quieren acompañarme- de lunes a viernes a esta misma hora.
Y ustedes se preguntarán qué se le ha perdido a éste en la radio..., pues tengo mis razones. Se lo explicaré: todo empezó una soleada mañana de invierno, mientras paseaba por el rastro de la Plaza de las Glorias, donde los traficantes de antiguallas ofrecen al mejor postor sus tesoros, ventiladores oxidados, muebles carcomidos, trajes apolillados,... cuando de repente, entre los muchos cachivaches en desorden, reparé en una vieja radio. Era arqueología de primera mano...
Me dirigí al viejo mercader que estaba al frente del negocio y le pedí precio por ello. “No se la aconsejo, amigo. Es una radio con botas” -me respondió, tomándola entre sus manos con el mismo cuidado con el que se transporta un plato de sopa llena hasta el borde- “Solo le traerá complicaciones. Está enferma, enferma de la cabeza; está colgada como esos abuelos que sólo hablan de sus buenos tiempos, de la república, de María Castaña. Se ve, que de joven tuvo un revés sentimental y 'se colgó' y ya no hace más que repetir cosas como de que 'Ustedes son formidables', dice que hay guerra en Corea y no para de contar historias de uno que se pasaba la vida inaugurando pantanos y persiguiendo a los rojos. El otro día, sin ir más lejos, yo quería escuchar al 'Butanito', la encendí y apareció una tal 'Ama Rosa'”.
“Eso no tiene precio” -grité sin poder contener mi entusiasmo-. “Usted sí que no tiene precio, amigo” -me dijo-, “¿de verdad que le interesa?... ¡Cómo es la gente!, ande, llévesela. Se la regalo. Y si le da mucho la lata, pues la lleva al asilo o la deja tirada en cualquier portal, que la gente no está para monsergas, amigo... y nadie le va a dar un duro por ella, se lo digo yo”.
Y me la llevé a casa. Y le limpié las heridas. Y ella, despacito, me ha ido contando todo cuanto sabía de nosotros. No hizo falta enchufarla. Ella misma se calzó las botas y juntos, de la mano, nos pusimos a recorrer nuestros ayeres. Ella, con sus botas, y yo con mi memoria. Y en eso andamos. Y por eso estamos aquí...
Buenas noches, bienvenidos a “La Radio con Botas”.
La Radio con Botas” fue una producción de Radio Nacional de España y Taller 83, los guiones estuvieron a cargo de Joan Ollé y la realización fue de Pere Ribera. Cada noche, al terminar cada programa, Serrat recordaba y agradecía sus aportaciones a lo que él llamaba “El Equipo Médico Habitual”: Joan Ollé, Pere Ribera, María Jesús Román, Esther Valles, Antoni Serra, Nuria Escur, Miquel Sánchez, María Guillén, Quico Sabaté, María José Moliner, Carles Caballé y David Quesada.
Aparte de los citados, Serrat contó con otros colaboradores de postín -escritores en su mayoría- para la realización de los guiones. Por citar algunos, nombraría a Joan Barril, Manuel Vázquez Montalbán, Terenci Moix, José María Carandell, Daniel Samper, Javier Sardá, Antonio de Senillosa, José Agustín Goytisolo, Eduardo Mendoza, Andrés Aberasturi y Mario Benedetti.

* Recopilado originalmente por Paco Escámez Reverte

(Para cambiar de track presione >>)

Descargar: